Llama gratis WhatsApp
1a cita gratis

logo easyfiv

Problemas y causas de infertilidad masculina: ¿cómo se aborda la fertilidad del hombre dentro de las clínicas de reproducción asistida?

Desde la producción insuficiente de espermatozoides hasta los problemas de movilidad y calidad del esperma, existen muchos problemas de fertilidad masculina que pueden dificultar la fecundación. De hecho, cada vez más hombres precisan de asistencia médica para mejorar su capacidad reproductiva: un ejemplo representativo es el descenso acelerado de la cantidad de espermatozoides por eyaculación y de la calidad del esperma de los hombres occidentales en edad fértil, un hecho que se vive desde hace casi un siglo.

Para abordar la infertilidad masculina, es importante comprender los problemas y las causas subyacentes y entender el procedimiento seguido dentro de las clínicas de fertilidad para diagnosticar los problemas de fertilidad en el varón ¡te contaremos en este artículo!. Conew la atención adecuada y el apoyo médico, muchos hombres y sus parejas pueden superar los obstáculos de la infertilidad masculina y alcanzar su sueño de concebir. Veamos todos estos aspectos en detalle.

Infertilidad en el hombre: principales problemas de fertilidad masculina

Los problemas de fertilidad más comunes en el hombre están estrechamente relacionados con aspectos como la estructura del aparato reproductor masculino, la producción espermática y la morfología, el movimiento y la función del esperma. Así pues, los principales obstáculos en la reproducción masculina que impiden lograr la fecundación son:

  • Azoospermia obstructiva

La azoospermia obstructiva u obstrucción de los conductos seminales ocurre cuando los conductos que transportan el semen desde los testículos hasta el pene, están bloqueados, impidiendo la salida del esperma durante la eyaculación y dificultando la concepción. Del mismo modo, la azoospermia también puede deberse a la ausencia total de espermatozoides en el semen. En los casos de azoospermia obstructiva, este problema puede ser tratado con cirugía con el objetivo de desbloquear los conductos.

  • Esperma de baja calidad o producción insuficiente de esperma

Disponer de una baja concentración de espermatozoides es otro de los problemas comunes. En este caso, el varón no produce suficientes espermatozoides para lograr fecundar el óvulo y/o se trata de un semen de baja calidad. Esto se conoce como oligospermia u oligozoospermia. La producción insuficiente de esperma o el esperma de mala calidad reduce significativamente las posibilidades de concepción exitosa, pero puede tratarse con medicamentos o cirugía, en función de cada causa y caso concretos.

  • Anomalías en la motilidad y la forma de los espermatozoides 

Se entiende por motilidad la capacidad que tiene el esperma para serpentear y nadar. Así pues, una movilidad espermática deficiente afecta la capacidad de los espermatozoides para alcanzar y fecundar un óvulo. A su vez, los espermatozoides con anomalías en la cabeza o la cola, es decir, con la cabeza malformada y la cola doble o torcida, también se asocian con la infertilidad masculina.

¿Cuáles son las causas más comunes de la infertilidad masculina?

Los problemas de infertilidad masculina pueden ser el resultado de distintos factores que los causan. Algunos de los más habituales son las siguientes:

  • Edad avanzada: aunque la producción de espermatozoides se mantiene activa en edades avanzadas, también es cierto que a medida que un hombre envejece, la cantidad y la calidad de su esperma disminuye. Concretamente, la fertilidad masculina merma a partir de los 45 años.
  • Estilos de vida: estilos de vida inadecuados, como una dieta pobre en nutrientes, el estrés crónico, la falta de sueño y el exceso o escasez de ejercicio, pueden afectar la capacidad fecundante y la calidad seminal. Una dieta equilibrada y rica en nutrientes esenciales, un estilo de vida activo, una buena cantidad de sueño y la gestión del estrés son importantes para mantener la salud reproductiva y prevenir la infertilidad. 
  • Enfermedades de carácter sexual y hormonal: las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son la causa del 15% de los casos de infertilidad, aproximadamente. Algunos problemas de eyaculación pueden limitar la cantidad y la calidad del semen, mientras que los problemas hormonales, como la insuficiencia hipofisaria o el hipotiroidismo, también son causas de algunos problemas de infertilidad masculina.
  • Enfermedades de carácter subyacente: problemas de salud como la presión arterial alta, el colesterol elevado, la diabetes, el sobrepeso y algunos tumores pueden provocar bajos niveles de espermatozoides, baja movilidad del esperma, un aumento de las alteraciones morfológicas de los mismos o disfunción sexual. Es importante, entonces, tratar los problemas de salud subyacentes que guardan relación con la fertilidad. 
  • Causas genéticas: cuando existen alteraciones en la secuencia de ADN del varón, nos encontramos ante anomalías que causan infertilidad de origen genético. Existen varias causas genéticas de infertilidad masculina, por ejemplo, las microdeleciones en el cromosoma Y o las anomalías cromosómicas. 
  • Ciertos medicamentos y cirugías anteriores: el consumo de anabolizantes y ciertos tratamientos para el cáncer afectan la producción de esperma y la fertilidad. Además, cirugías como la vasectomía o la extirpación de las gónadas interfieren y/o impiden la capacidad de concebir. 
  • Otras causas externas: La exposición a sustancias tóxicas, como los pesticidas y los metales pesados, tienen efectos negativos en la fertilidad masculina. La exposición a fuentes de calor excesivas, como la temperatura elevada en los testículos, también son causantes de una menor producción y calidad seminal. 

Aunque existen muchos factores que pueden contribuir a la infertilidad masculina, existen también muchas maneras de mejorar la fertilidad masculina y aumentar las posibilidades de lograr la paternidad. Además, contamos con el complemento alimenticio Homme Force de nuestra marca Easyfiv nature para mejorar la fertilidad del hombre mediante una combinación de extractos de plantas, minerales y vitaminas.

En cualquier caso, es importante que cuando se enfrentan dificultades para concebir, se busque asesoramiento en las clínicas de reproducción asistida, donde contamos con numerosos análisis para comprender cualquier problema reproductivo y poner solución a la infertilidad masculina. 

¿Cómo se detectan los problemas de fertilidad masculina dentro de una clínica de reproducción asistida? Diagnóstico y tratamiento

La infertilidad primaria es el primer indicio de que existe algún problema de fertilidad. Es decir, si no se ha producido el embarazo después de que haya transcurrido un año de relaciones sexuales continuadas y sin protección, debemos empezar a alertarnos y buscar una opinión médica profesional. Además de no conseguir el embarazo, existen algunas señales que pueden dar pistas sobre la posibilidad de padecer infertilidad masculina (problemas para eyacular, disminución del fluido eyaculado, disfunción eréctil, etc.). Este sería el momento de acudir a una clínica de reproducción asistida y someterse a pruebas de fertilidad, con el fin de diagnosticar el problema de infertilidad masculina, así como las causas del mismo.

Pruebas generales para estudiar la infertilidad masculina dentro de nuestras clínicas de reproducción asistida en Madrid y en Barcelona

  1. Seminograma o espermograma: es una prueba que consiste en analizar una muestra de semen del paciente para observar el número, la movilidad y la morfología de sus espermatozoides. 
  2. Test de supervivencia espermática (REM): es una técnica que consiste en capacitar el semen para seleccionar los espermatozoides más móviles y aptos para la fecundación y dejar atrás los menos capaces.
  3. Pruebas de fragmentación del DNA espermático: son pruebas que consisten en observar si las cadenas de ADN están más fragmentadas o rotas en el semen del hombre. Si se presenta una fragmentación alterada o excesiva de cadena simple, la capacidad de fecundación del óvulo será menor. Una fragmentación de cadena doble alterada provocará abortos de repetición.
  4. FISH en espermatozoides: consiste en mirar los cromosomas que tienen los espermatozoides y estudiar si disponen de una dotación cromosómica normal. Por lo tanto, permite conocer cuántas copias de un cromosoma hay en cada uno.  
  5. Otras pruebas del varón: otras pruebas típicas son el estudio del cariotipo, una ecografía testicular para buscar indicios de varicocele o de tumores testiculares, un cultivo de semen para buscar posibles infecciones en la próstata, y un perfil hormonal en sangre, a través del cual se miden las hormonas para estudiar un posible factor masculino de origen endocrino, por ejemplo.

¿Esperma de la pareja o esperma de donante? Qué se decide después de las pruebas generales 

El resultado de los estudios anteriores nos permite conocer el problema existente y, por lo tanto, las mejores soluciones para tratar la infertilidad masculina que afecta a la pareja. Dependiendo de la gravedad del caso, recomendaremos que el esperma con el que se trabaje para lograr la fecundación del óvulo será propio o de un donante anónimo.

En cualquier caso, si se recurre a una técnica de reproducción asistida, es importante conocer que en el laboratorio de las clínicas de reproducción asistida no es posible mejorar por completo la calidad o capacidad del esperma como tal, pero sí es posible seleccionar y mejorar la concentración de los espermatozoides móviles con mejores características para fecundar el óvulo y lograr el objetivo reproductivo.

Por poner un ejemplo, si hay un problema de calidad seminal, se seleccionarán solo aquellos espermatozoides del paciente que sean de mayor calidad, a través de técnicas de capacitación o preparación seminal. Así, se dejan atrás los espermatozoides con características poco aptas que dificultan la fecundación. Posteriormente, esta muestra se introduce en el útero de la pareja a través de técnicas de reproducción asistida como la Inseminación Artificial Conyugal (IAC) o la Fecundación in Vitro con ICSI.

Cuando el semen del paciente no es apto para la fecundación in vitro porque resulta muy anómalo o existe una ausencia completa de espermatozoides, entre otros casos, la mejor alternativa es recurrir al esperma de un donante anónimo. Algunos de los tratamientos más comunes para casos de infertilidad masculina severos son la Inseminación Artificial con donante de esperma o la FIV con donante de esperma

En definitiva, los problemas de infertilidad masculina pueden ser de varios tipos y tener diversas causas de origen. Por eso, se requiere de pruebas y estudios de fertilidad en una clínica de reproducción asistida para identificar el obstáculo específico que está impidiendo el éxito de la fecundación. Se trata de brindar una solución adaptada a las necesidades y un enfoque personalizado en cada tratamiento, pues cada caso de infertilidad masculina es único y requiere una atención individualizada.


Si deseas poner remedio a este problema que te está impidiendo formar una familia, en Easyfiv te animamos a reservar una primera visita gratuita para acudir a nuestras clínicas de fertilidad en Madrid y Barcelona. Analizaremos tu salud fértil y la de tu pareja y buscaremos la mejor solución para vuestro caso. 

¿Te gustaría revisar tu fertilidad con un especialista en reproducción asistida? ¡Solicita ahora tu primera visita gratis con nosotros!


Clínica fertilidad Madrid C. de Joaquín María López, 44, 28015 Madrid

Clínica fertilidad Barcelona Medical Tuset Barcelona, Carrer de Tuset, 23-25, 08006 Barcelona

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Puede cambiar la configuración u obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí. Aceptar